EL DIOS DE LA BIBLIA – ¿CÓMO ES REALMENTE?

En el principio, Dios…

Estas son las primeras cuatro palabras de la Biblia.
No hay esfuerzo para probar la existencia de Dios.
No hay una apelación al no creyente para tratar de persuadirlo a aceptar que El es real.
Al comenzar la Biblia, allí está Dios.
La existencia de Dios se da por sentado.

De la misma manera, comenzamos la serie «El Buscador» con la absoluta convicción de que… ¡DIOS ES! Las palabras de la Biblia expresan la profunda convicción sobre la cual se basa este curso. «Porque en El vivimos, nos movemos y existimos – somos descendientes de El» (Hechos 17:28). Si está luchando con su creencia en Dios, no se desanime. Recuerde la promesa de Jesús: «Busca y hallarás.»

La piedra fundamental de la fe es la aceptación de la realidad de Dios. «Sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerque a El tiene que creer que El existe y que recompensa a quienes lo buscan» (Hebreos 11:6).

La meta de esta lección no es, entonces, la pregunta: «¿Existe Dios?» Por el contrario, estaremos investigando la pregunta: «¿Cómo es Dios?».

El ser humano siempre ha buscado describirlo a Dios quien es indescriptible. Moisés le dijo a Dios: «Muéstrame tu gloria» (Éxodo 33:18). Como sucede con todos los esfuerzos por describir la naturaleza de Dios, al completar este ejercicio, su insondable naturaleza aún nos asirá .

DOS PALABRAS CLAVES

TRASCENDENCIA… es la idea que Dios es tan imponente que trasciende los límites del conocimiento y la experiencia del ser humano.

INMANENCIA… es el concepto del Dios cercano – que El se reveló a los seres humanos y nos permite conocerlo y disfrutar de intimidad con El.

¿Dios, es trascendente o inmanente? La respuesta bíblica es, «Si». Es ambas cosas. En un sentido bien definido Dios es «misterio» y «está escondido». El salmista escribe: «Grande es el Señor y digno de suprema alabanza; y su grandeza es insondable» (Salmo 145:3). Jamás nadie podrá decir: «Lo tengo a Dios completamente calculado .»

El es un Dios trascendente y al mismo tiempo, y en un sentido bien definido, El es un Dios conocido y que se puede conocer. El es inmanente. Cuando decimos que Dios es incomprensible no significa que no se puede saber «nada» de Dios -sólo que no se puede saber «todo» acerca de El. Al orar por sus discípulos, Jesús dijo: «Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado.» (Juan 17:3) Sí, podemos conocer algo de la verdadera naturaleza de Dios, pero lo que conocemos de El apenas nos coloca un poco más cerca de su grandeza y majestad.

Entonces, según la enseñanza bíblica, ¿cómo es Dios realmente?

UN DIOS DE PODER ILIMITADO

Dios no sólo es poderoso. ¡El es Todopoderoso! Una palabra más técnica para esta verdad es… «Omnipotente.» Según Apocalipsis 19:6, las multitudes alrededor del trono de Dios en el cielo exclaman: «¡Aleluya! ¡Porque reina el Señor nuestro Dios Todopoderoso!».

El poder de Dios es tan grande que pudo llamar al universo a la existencia de la nada, simplemente al hablar. «Por la palabra de Dios fueron hechos los cielos, por el soplo de su boca todos los astros»(Salmo 33:6). Puede leer acerca de este poder creador en el primer capítulo de Génesis. Fíjese en el gran poder desatado toda vez que Dios habló.

Dijo Dios, «Sea la luz», y fue la luz. Vez tras vez, en este capítulo de apertura de la Biblia, se encontrará con las palabras, «Y dijo Dios… y fue así.»

En el camino, Dios tomó barro y le dio forma, sopló, e inmediatamente el barro comenzó a moverse, a respirar y pensar, a sentir y adorar.

El hombre fue creado (Génesis 2:7). ¡Verdaderamente, es un Dios de poder !

UN DIOS DE CONOCIMIENTO ILIMITADO

El es Dios «omnisciente»- ¡El sabe todo! Conoce el pasado, el presente y el futuro. Su conocimiento es completo y perfecto. Dios nunca tiene que «aprender» nada. No hay nada que él no advierta, nada que pueda esconderse de El, y nada es olvidado erróneamente por El. Sabe todo sobre las personas. Sabe el número de cabellos en nuestras cabezas (Mateo 10:30).

«No hay nada en toda la creación que esté oculto a la vista de Dios. Todo está al descubierto y expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas» (Hebreos 4:13). El conoce aún a las criaturas que llenan el universo. Cuando un gorrión se cae, Dios lo sabe (Mateo 10:29). Un pasaje que expresa muy bien esta idea es el Salmo 139. Léalo. Dios nos conoce de pies a cabeza -cada motivación, cada pensamiento, cada acción y cada palabra. Todo. ¡Sin encubrimientos!

UN DIOS CUYA PRESENCIA ES ILIMITADA

Esto es una referencia a la «omnipresencia» de Dios. Significa que Dios, como Espíritu (Juan 4:24), puede estar en todo lugar al mismo tiempo. «¿Soy acaso Dios sólo de cerca? ¿No soy Dios también de lejos? -afirma el Señor – ¿Acaso no soy yo el que llena los cielos y la tierra? (Jeremías 23:23-24). Piénselo. El apóstol Pablo atestiguó lo siguiente: «Porque en él vivimos, nos movemos y existimos» (Hechos 17:28) Dios está más cerca que nuestros pensamientos. ¿Cuánto hace que los seres humanos tratan de escapar de la presencia de Dios? ¿Cuánto tiempo? Adán y Eva trataron de esconderse de Dios en el jardín de Edén (Génesis 3:6-9). Hasta el día de hoy los seres humanos intentan escaparse y esconderse de Dios, pero eso no es posible. Dios es omnipresente. Cada acción realizada es como si la hiciéramos frente al mismo trono de Dios. El está cerca para bendecir y consolar cuando hacemos lo correcto, pero también es un Dios que inquieta y redarguye cuando hacemos lo malo. El está cerca. En Hechos 17:27, Pablo dice «… Dios no está lejos de cada uno de nosotros.»

UN DIOS DE SANTIDAD

Muchos hoy no entienden el concepto de «santidad.» La Biblia está clara. Dios es un Dios Santo. «¿Quién, Señor, se te compara entre los dioses? ¿Quién se te compara en grandeza y Santidad? Tú, hacedor de maravillas, nos impresionas con tus portentos» (Éxodo 15:11). «¿Quién no te temerá, Oh Señor? ¿Quién no glorificará tu nombre? Solo tú eres santo» (Apocalipsis 15:4.). Ahora bien, ¿Qué significa esto -un Dios santo? Su santidad tiene que ver con su «separación» o «diferenciación.» Dios es puro y perfecto en todo sentido. Los seres humanos son lo opuesto – impuros e imperfectos. «Santidad» es una palabra que transmite la idea de la total y absoluta perfección de Dios. El nunca hace nada mal, nunca se equivoca. El no tiene fallas.

Al referirse a Dios, el profeta del Antiguo Testamento dijo: «Son tan puros tus ojos que no puedes ver el mal» (Habacuc 1:13). «Dios es luz; y en El no hay oscuridad alguna» (1 Juan 1:5). Alrededor del trono majestuoso de Dios las huestes celestiales dicen: «Santo, Santo, Santo.» ¡Qué escena impresionante debe de ser!.

Mientras tanto, aquí en la tierra, ¿cuál tendría que ser nuestra postura? Inclinados ante un Dios santo en humildad, alabanza y una actitud de dependencia, es la única postura que les permitirá a los seres humanos estar fortalecidos de pie delante de El. «Exalten al Señor nuestro Dios; adórenlo ante el estrado de sus pies; El es Santo» (Salmo 99:5).

¿CÓMO RESPONDEREMOS?

El Creador todo lo puede, todo lo sabe, está siempre presente y es santo. ¿Cómo debería responder a El su creación? William Beebe fue un amigo personal de Theodore Roosevelt. Beebe cuenta de las noches cuando él y Roosevelt salían a caminar y miraban arriba al cielo estrellado. Ambos eran grandes amantes de la naturaleza. Beebe cuenta: Después de estar un rato parados mirando al cielo, Roosevelt se daba vuelta y me decía, «Beebe, creo que ahora ya somos bastante pequeños. Vamos a dormir.» Una seria contemplación de la grandeza de Dios debe crear dentro del corazón humano un sentido de pequeñez, humildad, dependencia, obediencia y adoración. Hay un pasaje interesante en Lucas 19. Jesús hace su entrada triunfal en Jerusalén, viene a su pueblo como el tan esperado Rey. La gente lo aclama. «¡Hosana! ¡Sálvanos!» – exclamaron. Esta respuesta al Mesías hacedor de milagros era tan natural como un pájaro volando en el aire o un pez nadando en el agua. En ese momento, ellos lo veían como su Rey, aunque los profesionales religiosos estaban perturbados y celosos. Le pidieron a Jesús que reprendiera a sus discípulos por sus expresiones de alabanza. ¿Cómo contestó Jesús? En el versículo 40, él dice: «¡Les digo que si ellos se callan, gritarán las piedras!» Cuando una persona experimenta profundamente la presencia y el poder de Dios, quiere responder en humildad y alabanza.

Hoy, este maravilloso Dios no ocupa el lugar de preeminencia que El merece. Nuestra cultura está hallando formas ingeniosas para dejarlo afuera y sofocar su voz.

En la próxima lección de la serie «El Buscador», estaremos viendo más de cerca cómo las tendencias modernas crean barreras entre Dios y nosotros. ¡Algunas de ellas son tan sutiles que no estamos conscientes de su impacto en nuestras vidas! ¿Estas barreras, podrían estar afectándolo personalmente a usted?

Lección 01 – Preguntas de Repaso – Evaluación

I. OPCION MULTIPLE: Las siguientes oraciones están tomadas de las Escrituras. Marque las casillas que corresponda a la de la referencia bíblica. Puede haber más de una respuesta correcta en la lista de opciones.

(Cada respuesta correcta vale 5 puntos)

A. En Isaias 55:8-9, el profeta dice que...
1. Dios Juzgará al mundo.2. Dios reina sobre cielo y tierra.3. Los pensamientos y caminos de Dios son más altos que los de los hombres.

B. En Romanos 11:33-34, Pablo escribe un pasaje que apunta especialmente a...
1. El amor de Dios.2. La inmanencia de Dios.3. La trascendencia de Dios.

C. El Salmo 139 se refiere especialmente al concepto de...
1. La santidad de Dios.2. La pureza de Dios.3. La omnisciencia y omnipresencia de Dios.

D. En 1 Corintios 1:20-25, Pablo escribe sobre el hecho de que...
1. La necedad de Dios es más sabia que la sabiduria del hombre.2. El mundo no conoció a Dios a través de su sabiduría.3. Dios es el creador del cielo y la tierra.4. La debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza del hombre.

E. En Isaías 40:28, el profeta del Antiguo Testamento nos enseña que...
1. Dios es santo y justo.2. Después de crear el cielo y la tierra, Dios descansó el séptimo día.3. Dios es nuestro creador y El no desfallece ni se cansa.

II. VERDADERO O FALSO "V" o "F"

(Cada respuesta correcta vale 3 puntos)

01- El Dios de la Biblia es tanto "trascendente" como "inmanente.
VerdaderoFalso

02- Por el estudio suficiente y cuidadoso de la Biblia aprenderemos todo acerca de la naturaleza de Dios.
VerdaderoFalso

03- Según el Salmo 19, Dios se reveló a los seres humanos a través de las maravillas de la naturaleza.
VerdaderoFalso

04- La Biblia enseña que el universo existe por la obra poderosa y creativa de Dios.
VerdaderoFalso

05- En Génesis 1, la frase "Y dijo Dios..." aparece sólo dos veces.
VerdaderoFalso

06- Según Romanos 1:21, la falta de la merecida adoración a Dios por parte del ser humano es necedad.
VerdaderoFalso

07- En la cultura moderna de nuestros tiempos muchos parecen haber perdido de vista el hecho de la santidad de Dios.
VerdaderoFalso

08- Según Ezequie 1 I :5, Dios tiene el poder de conocer nuestros pensamientos.
VerdaderoFalso

09- La santidad tiene que ver con la idea de que Dios es como el ser humano.
VerdaderoFalso

10- Según 1 Juan 1:5, Dios tiene todo poder y puede hacer cualquier cosa.
VerdaderoFalso

III. Elija la letra del recuadro que corresponda a cada oración (A,B,C,D, etc.) y escríbala seguido de cada oración correspondiente

(Cada respuesta correcta sale 5 puntos)

A. Sanidad, B. Omnisciencia, C. Omnipotencia, D. Omnipresencia,
E. Trascendencia, F. Inmanencia, G. Adoración y Obediencia.

Las personas pueden conocer a Dios en forma intima y personal.

Dios está separado y es diferente.

Dios está en todas partes.

Dios trasciende los limites del conocimiento y experiencia humana.

Es la respuesta apropiada de los seres humanos ante la grandeza de Dios..

El conocimiento de Dios es ilimitado..

Dios tiene todo poder..